Soporte Técnico Parte 1

¡Oh dios! han venido a mi memoria los viejos días de soporte técnico. Para todos aquellos que vivimos de apretar teclas de consonantes y números en desorden (para unos), jamás nos escapamos de dar soporte técnico.

De hecho, respeto muchisimo ese puesto. Durante muchos años, a falta de más experiencia y conocimiento, ese puesto me diól (y aún me dá) un ingreso que me permite tener 3 comidas al día. Sin embargo, uno nunca olvida las situaciones que vives en esa área. A veces son tan chuscas, tan tensas, tan miserables o tan llenas de felicidad, que aún espero que alguno de mis colegas, compilen en un libro, sus experiencias.

Anécdota No.1

Usuario: Dueño de una importante empresa de seguros. (Tiene 3 letras :P)
Tecnico de Soporte técnico: Yo mismo.

Asunto: La impresora exclusiva del jefe, una laser a color, ¡no imprime!

Secretaria. ¡OMAR! El Lic. [beeep] quiere que vengas a su oficina.

La oficina de soporte técnico está a dos edificios de la construcción donde radica el poder absoluto, el dueño de esta empresa. Después de pasar por báscula en 4 retenes (por que el señor es muy importante) y recibir la super cagotiza de la secretaria del dueño por llegar "tarde"; no haber tomado café y haber dejado tu calientita y sabrosa torta de tamal en tu cubículo a miradas y garras de omnipresentes buitres, listos para robarte cualquier alimento rico en carbohidratos; por fín, estamos ante la gran puerta del olímpo. La elegante puerta color café, hecha de maderas preciosas y apestando a perfume de oficina, se abren de par en par… (Antención, el siguiente texto es PG-M -Mature-) Si tienes menos de 15 años, ¿Que haces aquí? Sigue bajando porno, pero si te interesa, sigue leyendo…

¡Cabrón! ¡Tu pinche impresora no funciona! (En la mente de este pobre mortal que ni siquiera un buenos días ha recibido por haber llegado al monte olímpo, solo está claro el flashback donde este Dios de película griega de bajo presupuesto, escoje la impresora y se pasó por el arco del triunfo las sugerencias que su servidor le dejó). Claro que como todo buen mexicano, es mia si funciona, es tuya si es una porqueria. ¡Viva México! me cae…

Permitame un momento licenciado, la voy a revisar. -Che analfabeta funcional, me cae que debe de tener la impresora en pausa- dije. Al mismo tiempo, la sarta de ideas despectivas contra mi persona y más con el aparatejo que "según" no funciona, no se hicieron esperar.

La impresora no tenia ninguna señal en su display, alguna señal que algo estuviera mal, el cable usb estaba perfectamente conectado a su laptop, los toners en buenos niveles, corriente correcta. El olor a nuevo inundaba la oficina. Pero este cabrón es todavía terco… "Tu chingadera no sirve" volvió a insistir.

Tal vez sea algún defecto de fábrica -dije- hasta que el gran FSM me iluminó y me bendijo con una pizca de sus poderes. Inmediatamente llegó el don de ver el pasado al mas puro estilo de la espada del augurio. Pude ver que había mandado al imprimir, un correo de su hijo pidiendo mas varo. Sin perder el tiempo y con una mirada de "pobre wey" le dije:

¿Acaso no mando imprimir un correo importante de el Ing [beep]? ¿A cabrón? ¿como sabes? ¿ya salió mi impresión? -dijo el jefe.- Cabe aclarar que el lic mientras se quejaba, se fue a su sala de su oficina (sí, la oficina del jefe tiene sala) y se habia puesto a chupar whisky en las rocas mientras no dejaba de revisar su palm (digna de otra historia).

Se acercó incredulo a mi posición y me miro…

Yo lo miré…

El bebió de su whisky y me dijo – ¿Que tenía?

Yo dije: Nada.

El dijo: no te creo.

Yo dije: ¿entonces como es que tengo esto? (mostrando impresión)

El dijo: Lo acabas de imprimir.

Yo dije: Si así fuera, entonces la impresora tampoco tiene nada por que no he hecho nada.

El dijo: ¿Entonces, me estas diciendo que soy un pendejo?

Yo dije: No, la impresora no tiene nungun problema. Solo que las impresiones salen boca abajo. Y usted ve que el papel sale en blanco pero… si lo voltea…

El dijo: ¿Ah chinga? ¿A ver?

Yo: …..

El: ….. (viendo la bandeja de la impresora con 12 impresiones) …… (me ve a mí) ….. (ve a la impresora) …..

Yo:….

El dijo. Entonces… ¿Soy un pendejo?

Yo dije: ¿Puedo irme a desayunar?

El dijo: Está bién. Soy un pendejo. Creo que puedes contarlo.

———————————————–

Esta anécdota surgió por que hace rato, en un bar, tomando una chela, escuché que el mesero tenía una acalorada discusión con el dueño del restaurant, todo por que el dueño no habia visto que las impresiones de su "laserjet" salen boca abajo.

Y sin embargo… se mueve .

Un comentario sobre “Soporte Técnico Parte 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s