Dia 10 – Juego que jamás creí que me gustaría

Hace ya un par de décadas (1992) solía llevarme mi papá al bazar pericoapa a cambiar el juego que ya tuviera terminado ya que era mucho más barato que comprarme uno. En ese entonces, no era la plaza comercial que hoy todo mundo conoce y frecuenta, sino era un vil tiangüis, bazar le decían los fresas. Aparte solo se ponían los sábados.

Uno de esos sábados donde todo se complica y llegas muy tarde al bazar (llegar ahi a las 4pm era la muerte) y en el puesto de costumbre ya no hay buenos juegos o los que estan pues ya los jugaste, la doña (que no recuerdo su nombre) quizá le conmovió la cara que traía de tristeza pura de no encontrar algo que me gustara. Y como buena vendedora le ofreció un cambio a mitad de precio a mi papá (ya que el pagaba, obvio). Y así cayó a mis manos:

Centurion Defender of Rome Sega Genesis

Obvio no era lo que quería, no sabía nada de el, y menos me imaginaba que este juego sería parte de la introducción a lo que hoy en día se conoce RTS (Real Time Strategy). El juego era complicado, aparte de chutarte un enorme tutorial (en inglés) de lo que tenías que hacer y lo que podías hacer, con lo que este pinche juego me enganchó y me volví fan, fue con las carreras de carruajes y su soundtrack.

Tomas el papel de un centurión, que busca ir subiendo su carrera militar y política conquistando territorios y al final volverse Cesar. Hay que negociar, hay que distribuir tropas. Y a veces en Roma te invitaban a degustar los juegos que se organizaban. Los consejos que te daban tus subornidados era que entraras a las carreras para subir tu popularidad. Entre bostezo y bostezo, (y apuestas) decidí participar en una carrera y fue cuando este pinche juego se volvió vicio.

Podías destruir los carruajes de tus contrincantes. Al más puro estilo de Ben Hur. ESO me volvió fan por que conquistaba territorios y organizaba juegos para retar a los lideres que estaban de revoltosos en los territorios conquistados. Y obvio en la carrera los destrozaba, asesinaba o los dejaba aplastados en el camino.

Centurion – Defender of Rome fue un juego que pensaba sería malo y se quedó para siempre en mi colección. Mejor ahorre dinero para comprar otro.

Por cierto, el que hizo este video, es malísimo en las carreras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s