Dia 22 – Juego que recuerda a alguien en especial

A finales de 1989 mis padres tuvieron la gran idea de apuntarme en diversos concursos escolares donde tuve que representar a la heroica escuela secundaria donde asistía. Y moría de aburrimiento.

No era algo de mi interés escribir ensayos y ensayos sobre la independencia de México, o de las instituciones o de como un niño veía a su país. Lo peor de esos concursos era que se formaban mesas de trabajo con niños extraños de otras escuelas. Donde en sesiones enormes de casi 8hrs, se la pasaba uno debatiendo, escribiendo, comentando los ensayos que se presentarían ante el jurado a final de semana.

Odiaba esas sesiones. Y más cuando se tuvieron que formar grupos de dos. Donde un simple sorteo te obligaba hacer equipo con alguien completamente desconocido.

Ustedes ya saben como es uno de chico con gente extraña. Los compañeros del salón son tus compas, a todos los conoces por años y mas si han cursado juntos desde la primaria y viven en la misma calle o colonia. Durante años jugabamos juntos. Y pues eso de hacer equipo con alguien que no era de tu escuela era algo bastante raro. Al menos, para mí.

El sorteo me hizo hacer equipo con una niña bastante inteligente, orgullosa, de esas que criticaba todo porque (creo, ya no lo recuerdo) era de una secundaria de paga y yo era de escuela pública. La chamaca era criticona a más no poder y mi relación con ella fue gris, fría. Me caía gorda, pues. No me pregunten si era bonita, en esa edad a todos los hombres sin excepción (12 años) nos valen madre las mujeres. Era mas importante el album de estampas, el nintendo, la bicicleta o el partido de tocho o quien tenía el ultimo muñeco de He-Man/Star Wars/Thundercats. ¿Mujeres? ¿Qué es eso?

Y sucedió que la coordinadora del grupo detectó que ni nos hablábamos en la sesión de estudio y “le sugirió” a mis padres que estudiáramos juntos en casa. Digo, yo era el que vivía más cerca de la escuela donde era el concurso y esta niña, comenzó a visitarnos acompañada de su mamá. De hecho mi madre y la de ella, se volvieron muy amigas.

En fin, para no hacer el chisme más largo, en algun momento de esas sesiones de 4 o 5hrs de estudio, me harté, me valio gorro que tuviera visita, prendí la tele y puse el NES con el último juego que mi papá me habia cambiado en pericoapa: Adventures of Lolo

Y entonces, esta niña cambió. Dejó esa mirada fría y hasta se le abrieron los ojos de asombro: “Omar! Tienes un nintendo?” La neta me sorprendió. Hasta el tono de voz mamón cambió.

“Es que, mi papá no me quiere comprar uno, me pide que saque 10 en todo y en matemáticas no puedo y no he logrado que me lo compre. ¿Me dejas jugar?”

Y le pasé el control y mi indiferencia dejó de existir. Al menos teníamos algo en común. Después de que acabó ese concurso y regresamos a nuestras respectivas escuelas, mantuvimos el contacto (caso muy raro) y hasta me visitaba más o menos seguido. Nos hablábamos por teléfono, etc. Se volvió una amiga más. Y recuerdo Adventures of Lolo porque en esa misma tarde en que le pasé el control sorprendido por su cara de asombro por ver un NES, avanzó casi 30 niveles en una sola sesión. Cuando yo ni pasaba del nivel 8. Dominó el juego a la perfección. Nunca había visto a alguien que dominara un juego tan rápido.

Hace unos 8 años, ella me honró en pedirme que fuera padrino de su primer hijo. En marzo pasado y al darle su regalo de cumpleaños a mi ahijado, me puse a pensar lo que ocasionó un simple juego en dos niños que no tenían nada que ver uno del otro. Gracias a eso, conocí a una mujer que la considero casi una hermana. Casualidades o no, agradezco eso.

The Adventures of Lolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s