Día 29 – Juego favorito de niño

Double Dragon Arcade

Tuve la fortuna de visitar los arcades (las chispas) de insurgentes desde hace más de 30 años. Conocí esos pinballs y las máquinas virtuales de Tron y Star Wars. Pero todo cambió cuando conocí Double Dragon en la farmacia que estaba en la esquina de mi escuela.

Era tradición ir saliendo de la escuela y jugar Double Dragon. Era de las pocas arcades que si te permitía acabarlo con una sola ficha (y no era traga monedas como otras). El cooperativo era un enorme plus para la época y hasta definía un primitivo status de destacar al más habilidoso y las parejas que mejor se coordinaban. Y nos tomó por sorpresa a todos el que al final, tenías que partirle su mandarina a tu compadre de mil batallas ¡por la vieja!.

Double Dragon está tatuado en mi memoria. El soundtrack, los stages, el maldito slowdown porque se saturaba de personajes la pantalla y hasta como imitábamos en la escuela los efectos de sonido.

Es mi juego favorito cuando era niño.